Top: Mejores Poemarios del 2017

Este año varios críticos mencionaron una supuesta recuperación de la poesía peruana. Reaparecieron varios premios de poesía luego de mucho tiempo (El Poeta Joven, El Premio Nacional de Poesía) Después de muchísimo una poeta de menos de veinte años ganó uno de los premios importantes dentro de la poesía peruana. Tuvimos a los poetas del lenguaje por un lado, a viejas glorias que publicaron libros hermosos luego de tiempo y a poetas que rectificaron su recorrido poético. Esta es una breve selección sobre los libros que se escribieron este año y que más nos gustaron.

 

 

15- Bodegón- Enrique Verástegui (Vallejo & Co.)

bodegon

Sí, en teoría no es totalmente un libro nuevo y es más bien lo más parecido a un disco de lados B. Estos Lados B corresponden a uno de los momentos más importantes del Splendor y de la poesía latinoamericana de la segunda mitad del Siglo XX, nos referimos a Monte de Goce. Bodegón es una recopilación de bocetos y poemas inéditos que reconstruyen el proceso creativo de un libro injustamente ignorado, uno que es probablemente el más importante entre todas las publicaciones del autor  y ha ejercido una influencia considerable en las poéticas de otros países.

14- Música para Monstruos (MVXO)- Rafael García Godos

Portada MVX0 - ROJO

Desde la portada Vaporwave del libro, sabemos que nos hallamos frente a un poemario pop, fiestero y valiente. El nuevo libro de García Godos es probablemente el mejor de los que ha publicado, en él García adapta varios de los sonidos de autores mexicanos y chilenos poco conocidos en el Perú (el trote rítmico-desbordante de Héctor Hernandez Montesinos, así como una marcada influencia de la poesía mexicana de La Red de los Poetas Salvajes) Música para Monstruos sin embargo, no es simplemente una repetición a estas influencias, sino más bien una canción personal desde esos instrumentos. El recorrido del libro es una oda como un lamento a esa Lima nocturna habitada por marginados, Travestis y Traps tan bellos como invisibles a la oficialidad del día. García escribe un libro que es explícitamente fallido pero más interesante que el éxito que brinda la corrección.

13- Apurímac. Radio Poder- Alvaro Cortes Montufar (La Chimba)

radio poder

De versos largos y rockeros que recuerdan al sonido sucio-desbordante y urbano del primer Juan Ramirez Ruiz, Apurímac Radio Poder es un debut muy interesante para Cortes Montufar. En un año en que se publicaron libros y plaquetas en un estilo pop-andino (Pachacuti Love de Jorge Vargas Prado, Ciudad [C]oral de Odi Gonzales) parece que con este libro se estableciera una nueva onda entre los poetas jóvenes, muy parecida a la de los autores pop como Román o Castro, pero añadiendo a su visión pop la voz de un personaje habitante de conos, provinciano o que se auto-reconoce como Andino y señala a lo pop desde su hibridación cultural. Por ahora, Cortes Montufar ha escrito un libro que nos invita a esperar bastante de él y de los autores que habitan junto a él su propuesta.

12- No sigas ese Pájaro- Martín Zuñiga (Paracaídas Editores)

no sigas ese pajaro

Oh, que atrás quedaron los tiempos en que Zuñiga era un poeta de poemas correctos, arquitectónicamente elaborados y elegantes. Los tiempos de Gavia y Pequeño estudio sobre la muerte, libros disfrutables pero a muchos kilómetros de distancia del cambio que Zuñiga empieza a experimentar en su escritura desde la publicación de Cover. El camino de Zuñiga en adelante es el de una progresiva desliteraturización, fragmentaciones y bucles, un punto final al lugar correcto que ya podíamos adelantar desde varios de sus poemas publicados en blogs estos años. No Sigas ese Pájaro es el poemario más incorrecto de Zuñiga, el más arriesgado de los que ha escrito el autor arequipeño. Dotado de una técnica elaborada, Zuñiga puede darse el lujo de tomar esta vía sin estrellarse contra ninguna pared. El resultado es un libro extrañamente redondo desde su rareza. Especial atención al poema homónimo.

11- Showman- Braulio Paz (Aletheya + El pasto verde records)

25474259_1609841039081168_2033529436_o

El primer libro del novísimo arequipeño Braulio Paz es una confirmación de sus poemas publicados en blogs y páginas webs durante los últimos años; una película de Quentin Tarantino, el sabor autocomplaciente en la lengua del adolescente cool y cínico. Showman es una inspección a un mundo en ruinas desde un personaje nihilista que ya se ha hartado de esperar algo de ese lugar asqueroso y que corre más para salvarse que para salvar a otros. Showman se mantiene a la mitad entre los poetas conceptuales, aquellos que desde una frialdad pura ven el poema como un artefacto y ensayan una re-visita a los logros del posmodernismo; y los poetas más sentimentales y llenos de referencias pop que en términos de edad se asemejan a la de Paz. El resultado es un sonido bastante propio, rockero y violento. Escrito a los 16 años y publicado a los 18, este thriller pos-apocaliptico es solamente su primera bala.

10- La Trama Sorda o la Nube del No saber- Carlos Quenaya (Paracaídas Editores)

la trama sorda

La Trama Sorda es un libro de prosas que nos recuerda al mismo tiempo a autores como Cristian Briceño así como al tan voceado estos últimos años, Mario Montalbetti. Confundido, preso de una angustia que colorea a la mayoría de los poetas del giro lingüístico (After Language?) La Trama Sorda es un libro que al igual que Torschlusspanik de Rosa Granda, habla desde una voz metálica y cercana a lo conceptual. Aunque como ya habíamos mencionado anteriormente, Quenaya puede darse el lujo de ser sentimental en algunos momentos y no apelar solamente al nihilismo puro, ese nihilismo desgastado e inteligente probablemente inaugurado con Perro Negro en 1978. Disfrutable a pesar de la naturaleza hermética de su propuesta, es un muy buen libro para entrar en la lectura de estos autores.

9- Matrioska- Valeria Román Marroquín

Poesía Joven Valeria Román

Luego de haber publicado durante este año dos plaquetas que eran más que todo ensayos y experimentaciones de estilo, coqueteos con el after language y la movida de poetas del lenguaje, Román ha vuelto a la propuesta desde la cual escribió Feelback, su primer libro. Un personaje sentimental desangrándose, escribiendo desde una primera persona sobre la fragilidad de existir en un mundo violento y muy pero muy duro. Matrioska es la propuesta de Feelback afinada a una técnica menos arriesgada, un movimiento inteligente, un caballo de Troya que muy probablemente significará un reconocimiento y una audiencia mucho mayor de la que poseía hasta ahora. Libro Ganador del Premio Watanabe 2017.

8- Ciudad [C]oral- Odi Gonzales (Paracaídas Editores)

ciudad coral 222

Que libro tan genial ha escrito Odi Gonzales, que manera de continuar su propuesta sin permanecer obsoleto ni estancado. Ciudad [C]oral es un libro que escribe desde lo andino reconociéndolo como un conjunto de expresiones culturales vivas y que por eso laten con fuerza, dialogando con nuevas influencias en todo momento y con la capacidad de ser entretenidas. Una brillante respuesta a los que piensan a lo andino como algo detenido en el tiempo. Escribimos una reseña más extensa sobre este libro que puedes chequear aquí.

7- Los días que fui Bob Harris – Jhonatan Segura (Aletheya + El pasto verde records)

25485325_1609839485747990_1461645207_o

Segura en Los Días que fui Bob Harris escribe acompañado por los personajes y escenarios de una de las películas independientes más sentimentales y decisivas para la estética “indie” de los años 2000s.  El resultado es un libro de poemas de amor escritos desde personajes extraviados, atrapados en la marea virtual y al igual que en Lost in Translation, extraños dentro de un entorno que en el peor de los casos debería resultarles familiar. Los poemas de Los Días que fui Bob Harris son potentes desde su delicadeza, escritos desde un estilo que re-construye de una manera más líquida el ritmo coloquialista de los años 70s o del primer Roger Santivañez.

6- El Vaquero sin Agua en la Cantimflora- Rafael Espinoza (Librería Inestable)

el vaquero sin agua

Un año más en el que Rafael Espinoza escribe un libro muy bueno que se cuela entre lo mejor del año y de la forma más discreta posible. Editado nuevamente por Librería Inestable y entregado de forma gratuita en este lugar, Espinoza continúa con una propuesta similar a la de su anterior libro, El Portapliegos; una especie de Costumbrismo Post-Humanidad donde la realidad pareciera ser proyectada encima de una pantalla en lugar de suceder frente a nuestros ojos. ¿Cuanto tiempo más pasaremos ignorando los libros de Rafael Espinoza? Su obra levanta mucha menos discusión de lo que merece.

5- Diario de Viaje: Arequipa- Enrique Verástegui (Cascahuesos)

15941058_1145732908876999_1935757926571955702_n

 

Luego de muchos años, Enrique Verástegui regresa con un libro bastante bueno. Y sí, tal vez muchos de nosotros estábamos hartos de ver como Verástegui publicaba libro tras libro escrito con muy poco rigor y demasiado mesianismo. Diario de Viaje es un libro que se salta ello.Compuesto en su primera mitad por un diario escrito en una prosa poética y con una sección de poemas escrito en relación al su viaje, Verástegui regresa con un libro potente y entretenido, en los que reflexiona sobre la soledad, la locura, el rock  y el sexo.

Diario de Viaje, al igual que el mejor Verástegui, es un libro plagado de iluminaciones desde situaciones pequeñas, descubrimientos supuestamente anodinos que lo cargan de conocimiento para continuar caminando.

4- Matrimonio Igualitario- Melisa Ghezzi (Autoeditado)

matrimonio

Matrimonio Igualitario es la prueba que un libro conceptual no tiene que ser necesariamente un bloque de hielo incapaz de expresar emociones, una verborrea intelectual o una pieza innecesariamente hermética. Luego de haber publicado varios libros de poesía que en realidad no eran muy interesantes, Matrimonio Igualitario es una propuesta sorprendente, una apuesta por algo casi inexistente en el Perú, la del libro-albúm donde el autor funciona como DJ y es un recolector de sonidos e imágenes. Matrimonio Igualitario bebe directamente de la influencia de ese gran libro objeto chileno que es La Nueva Novela de Juan Luis Martinez, una pieza de culto a estas alturas. Matrimonio Igualitario “escribe” de nuevo sobre varios de los temas que han interesado siempre a Ghezzi, la sentimentalidad homosexual y su lugar frente a la oficialidad que la reprime. Por supuesto, su escritura nunca había tenido tanta potencia como en este momento. Se espera para 2018 una re-edición que pueda llevar este libro a un público más grande.

3- Starfuckers- Jorge Castillo (PBC Editores)

18342600_1267031853413770_904609505474432317_n

Jorge Castillo puede ser considerado uno de los autores secretos de la poesía peruana actual. Ha sido uno de los principales animadores de los circuitos poéticos “alternativos” en lo que va de la década, responsable de la revista Mutantres donde se promocionaron por primera vez a autores como Valeria Román o Kevin Castro. En 2015 su libro de crónicas Ocixot pasó desapercibido a pesar de ser un muy buen libro, escrito desde una potencia que pocos de los autores de la llamada “autoficción” peruana pudieron tener, compartiendo varias características en común con ellos (autoreferencialidad, una narración que alude a sucesos reales, explícitamente autobiográfico)

Como parte de su proyecto editorial en Ica (PBC Editores) Castillo autoedita su primer poemario, Starfuckers, que resulta un libro bastante sorprendente. Castillo hace suyo el lema de su revista y escribe poemas híbridos y desbordantes, textos en una prosa que avanza con el sonido fuerte y acompasado de una banda de electrónica industrial. Desde ese sonido Castillo escribe sobre la destrucción de un mundo, el sufrimiento que acompaña el nacimiento de una post-humanidad, irreconocible de los seres que existieron detrás de ella y la despiden. En su camino hay poemas melancólicos y largos pero también poemas auto paródicos y rítmicamente divertidos (como lo es el irónico homenaje a Keneth Goldsmith en la sección final) Nuevamente Starfuckers es un libro que ha pasado injustamente desapercibido pero que al menos deberíamos echarle un ojo luego de leer esto.

2- El Sendero del Irivenir- Paul Forsayth (Celacanto)

irivenir

Una de las cosas que hace un Gran libro es la de hacernos repensar varias de las cosas que ya estábamos seguros. Prácticamente un dogma para cierto sector de los lectores de poesía peruana es que la generación de los años 2000s fue hegemónicamente conversacionalista y la vertiente neobarroca fue solamente un bluff. Paul Forsayth cuestiona esa afirmación tajantemente con su último libro.

El Sendero del Irivenir es un viaje de ayahuasca, desbordante y salvajemente psicodélico. Desde el título referencia a ese gran libro de César Calvo, Las tres mitades de Ino Moxo. Y al mencionar que El Sendero del Irivenir es un viaje no estamos haciendo una referencia fácil: Realmente este libro es un recorrido de un personaje frente a sus demonios personales, fragmentándose y reconstruyéndose delante de nuestros ojos en un lenguaje que se da a luz a sí mismo ( que espectacular la sección a la mitad del libro donde el lenguaje realmente se rompe para simbolizar una especie de parto luego del caos que sufre el personaje)

La mayoría de los libros de Forsayth eran hasta este momento muy difíciles de leer, pesados, innecesariamente cargados. En El Sendero del Irivenir Forsayth encuentra el balance luego de muchos libros publicados para que esa propuesta no caiga en el barro. Poco importan esos libros anteriores ahora. Un Gran libro también tiene el poder de borrar cualquier error artístico cometido anteriormente.

1- Placlitaxel- Mario Morquencho  (Paracaídas Editores)

placlictxcel

El nuevo libro de Mario Morquencho es al parecer la evolución definitiva y consolidación de un poeta muy grande. Si el primer libro de Morquencho publicado en 2010, Ciudadelirio solo avisaba los tópicos de los que iba a tratar su poética ( un interés por los sujetos urbanos, la confusión del personaje frente a la urbe, un lenguaje sucio) Placlitaxel es el final de esa propuesta llevada hasta sus últimas consecuencias.

Placlictaxcel es un libro sobre la enfermedad, el recorrido de pasillos de hospital poblados de seres que sufren tremendamente, pero al mismo tiempo viven autoiluminados por su dolor, que caminan con los ojos abiertos por la voracidad del cáncer. Lo que logra Morquencho en este último libro es un equilibrio entre una técnica sorprendente (un lenguaje fragmentado, en bucle, versos en forma de mantras desde su distorsión) y un tema escrito desde una realidad que te toca tremendamente. Una visión sobre la enfermedad que lejos de ser lastimera o cliché es sumamente reflexiva. Hay varios momentos del libro que son sencillamente espectaculares, y como muy pocos autores nuevos, llega a ser conmovedor.

Placlictaxcel es uno de esos libros fuertes y escasos con los que uno se topa en la vida muy poco, que son capaces de hacerte llorar frente a su belleza. Su publicación significa la consolidación definitiva de Mario Morquencho como uno de los autores más grandes de su generación y a Placlitaxel como un libro muy, pero muy bueno.