Sub25 Push: 4 poemas de Daniel Vargas

Para este fin de semana, les presentamos 4 poemas del poeta Daniel Vargas. Todos están escritos desde un estilo vaporwave con la angustia adolescente del fracaso; pero que encuentra siempre un modo de ver cierta esperanza, aunque esta esté perdida.

Este tipo de poemas no lleva título

Trato de
no morir mientras me como las piernas
mientras me arropo con las ubres de una vaca mediterránea

estrellita estrillita
cántame como yo te canto
y deséame las buenas noches
estrellita estrellita
puja/ puja/ y que salga un
Volkswagen del 92 por tu boca/ por tus dientes perfectos
estrellita estrellita
ya no me traigas abejas ni frutitas para la ensalada dominguera
Tráeme dos pepas de naranjas
que naden una independientemente de la otra
que bajen rodando por las escaleras y
que se eleven milagrosamente por tus cielos

estrellita estrellita
si tan solo alguien me ve llorando mientras escribo de rodillas este poema
las fotografías del año 98 me comerán así como ya se comieron mis dientes a mis piernas
abre por favor
abre todas las flores del jardín de papá
estrellita estrellita
tan solo deja entrar un trailer por la ventana y
no me dejes escapar de este poema
estrellita estrellita

 

Desfibrilador

Dijiste tener 2 corazones
sin creer que tenías 3 repartidos por el mundo
Dijiste que tenías 2 corazones
y que eran todos míos
dijiste
mientras la corteza de los árboles caía a tus pies
como pequeñas suicidas
There is coming the last song
Oh no the last song the last song

No, no estoy llorando
sucede que mis ojos son de cera y que tú eres el sol
que tus corazones yacen repartidos por tierra y por mar,
pero solamente sé volar
It’s near
It’s near the last song
Oh no the last song the last song

Y me duele
me duele me duele me duele
pero me duele más explicar
que me duele no haber sido abrazado por tus brazos/piernas
me duele explicar la desintegración de la materia
me duele ver cómo las pirañas se llevan mi orejas
me duele explicar que nunca tuve tus corazones
pues son, los corazones, monedas
And then the floor is a song
And then I touch my fingers
with my fingers

Yo quería sentir tus pechos como globos de carnaval
Y pensar en mi mano
Oh mi mano
1.pensar en mi mano sin ningún remordimiento
2.exprimir limones en invierno
3.recordar cuando dijiste que las cosas son así
3.1. y que yo era el dueño de tus dos únicos corazones
That’s what happen on the last song

Pero yo solo quise tus corazones
como quien quiere un “te quiero”

Yo era una alcancía de vidrios rotos/ de vidrios viejos y rotos
tú eras el polvo que daba al corredor
y te rompí y rompí tus pedazos
para decir que era yo el dueño de tus corazones
y aunque parecías quebrada
nunca nada entró en la alcancía
And thentumblr_ouzy9mthRJ1vh67tao1_1280The last song is is your song
and you don’t know where’s love
But you know where’s no love

Y después de muchos años
mientras me despierto de un sueño intranquilo
y descubro que sobre mi cama sigo siendo humano

Entonces, animales voladores de dudosa procedencia me dicen al oído
No hay ausencia más hermosa que la de tus corazones
no hay nada más bello que mis lágrimas en el suelo.

 

I am forever alone

70 años después
mientras besaba el suelo
los peces, de rodillas, morían
Las torres desolladas emitían un sonido
similar al de la arena cayendo
sobre la arena
El vientre de los perros es mi hogar
Empecé a cortar y cortar mandarinas
con mucha seriedad

Después solo levanté la cara y vi el gran muro
Mis ojos se hicieron dos pequeñas pepas de papaya
después del acné surgen cosas inimaginables
después del tiempo viene el tiempo
después de tantas cosas
en el viento
solo quedan
manos              vacías
después abres tu puño y ya todos te dijeron adiós
es entonces, 70 años después.

Es el día una noche iluminada.

Carta para Danielito

Miras al cielo mientras el sol desciende. Miras las hojas, el suelo, tu nariz, tu nariz en el suelo y la hoja sobre tu nariz. Sueltas algo de saliva en las raíces de los árboles para que crezcan sanos y fuertes. Nadie crece sano y fuerte con tu saliva, pero amas a todos los árboles del mundo. Dejas tu babita en todas las raíces del mundo.

 

22007774_1594456837283302_8868463440482247474_n

Daniel Vargas (Lima, 1998). Estudia Literatura hispánica en la PUCP. Su obra consta de una plaqueta inédita para su madre además de posts de Facebook. Prematuro y seismesino. Al parecer le gustan las mandarinas.