Aniversario de Sub25: Top 12 mejores poemas de esta generación

Hoy cumplimos un año y nada seríamos sin ustedes, porque sino no tendríamos likes, por eso queremos celebrar este primer año publicando este top de poemas de esta generación, tomando en cuenta solo considerar poetas peruanos que hayan publicado por primera vez un libro físico o virtual de 2010 en adelante. Este top ha sido hecho por el staff de Sub25 para ustedes tomados de varias web en Internet (que enlazamos al final del post) Hacer un top de poemas es tan infrecuente y arriesgado que nunca lo hemos hecho,  nunca lo haremos y nunca lo volveremos a hacer. No somos entusiastas en exceso, podremos ser Alt Lit, Galácticos, estridentes, entusiastas en exceso, pero nunca Mafiosos de Concursos. Esperemos se diviertan y salúdennos en nuestro muro.

Gracias.

mememouse

Empecemos, I want my MTV…

12- AL PRINCIPIO TENÍA MIEDO- Carlos Rojas Camacho (2015)

12006294_962944117094983_2485601412374513408_n1

luego me dejé llevar

como en bicicleta supongo

como en todo

‘fue tan bonito estar drogado en la madrugada’

y tener un amigo, sí

mi amigo era la universidad

washedout

luego, cuando veíamos la vía láctea desde la puerta de un ascensor,

me hizo falta la soledad

era un hueco donde metía el dedo

justo como un hisopo

en un oído con cerilla u otros cuerpos

mis orejas se quedaron en el 5to piso

de donde bajábamos

luego tuve que subir a recoger mis pertenencias

habían estado hablando de mi

y los odié

y los amé, que da lo mismo

mi carta de renuncia está firmada con semen

mi jefe ama morder su bolígrafo

le facilité el trabajo y dejé abiertas las ventanas

quise hubiera una barra para retirarme como un bombero

en su ausencia, en medio del fuego

me fui caminando bajo

como un caracol tarareando…

 

11- Meacefal Tamigato- Crhistian Bafomec (2013)

Christian-Bafomec-leyendo-en-el-Museo-de-la-Nación

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis días que no ladra, seis escarabajos que ya no seguirán su ritmo perdido, seis desdestiempos de mañanas obscuras en que su pelo naranja y redondo no se envuelve entre mis pies, suave miau dice a las seis días que no vuelve, y no sé si vendrá mañana, mamá dice que no lo ha botado, que no sería capaz hijo seguro se fue solo, y yo he hecho un dibujo que pretendo terminar muy pronto en tinta china, acuarelas o algo suavecito que no lastime sus ojos, acabamos de amanecer a las 14:30 de la mañana, en mi sueño mi gato me perseguía piando, arrastrándose como un gusano desnudo sobre un piano desafinado, y yo corría riéndome de su gracia, volviéndome hacia atrás, hacia adelante, saltando una piedra al lado del jardín, me siento, y mi gato salta y yo estiro las manos y jamás cae del cielo. Su plato aún conserva sus galletitas ictiomorfas y lleva inscrita su nuevo nombre en azul: Meacefal Tamigato, nombre euroasiático que inventamos los que nos hemos asomado alguna vez al techo, a los jardines, ¿vecina no ha visto mi gato?, era uno naranja y peludito, a veces sonreía, le gustaba que le rasquen la pancita y se dormía doblado en sí mismo, ¿no?, es mediano, sí mediano con argollas en lugar de pelos, ladridos en lugar de maullidos, sí naranja, sí lo ha visto, no mienta, usted lo tiene, no estoy loco solo devuélvamelo, no me calmo, seguiré lanzando piedras a su casa si no me lo devuelve y no lo siga negando, maldita sea. Mamá pero ella lo tiene, no es justo que me castigues, esa ladrona chancha puta, en mi cuarto está allí el dibujo, lento y sin maullar con su sonrisa desacomodada, mirando hacia arriba, como cuando en las fotos, como cuando en los sueños, con su cola de ratón, el cielo es una naranja al que pelas y su ácido te derrite los ojos y mamá no estoy llorando, pero mi gato. 01:27 de la vida, en que las amanecidas se hacen demasiado soledades, porque dónde andará, la cama ya no tiene pelos blancos y naranjas como el ocaso que no existe en las tardes de mi barrio, las lunas azules se alejan como globos aeromaniacos que maúllan, la vecina me mira y su gordura me hace pensar que se ha comido a mi gato y allá hay una piedra y ¡clac! a su puerta, la vecina viene hacia mí y me corro, ¿me estaré olvidando?, ya van seis días largos, antiangostos, días que andaban desinflados y el llantero no tiene ganas de soplar, días en que sus bigotes fueron invisibles, quizás anda vagando por otras calles o el mercado, o quizás a muerto y jamás volverán las oscuras golondrinas, quiero escribir los versos más tristes esta noche, escribir por ejemplo, lima es una ciudad de mierda y mi gato jamás aparecerá nunca en esta maldita vida que se ha fabricado única y exclusivamente para joderme la vida y los peones no harán huelga para que mi gato regrese, yo me desnudaré y recorreré las calles de Tahití en protesta por el rápido avance del tiempo y porque mi gato vuelva a maullar como perro no importa, como murciélago arrodillado al pie de mi cama, me pisa el pecho a las 5:00 de la noche, y aun todo está obscuro y recién nos acostamos, pero mi gato cansado de descansar se levanta, me jode un rato, me huele, sus bigotes cosquillas, sus patas dedos sobre mi pecho, salta de la cama, empuja la puerta, se va. Y se fue hace seis días, hace seis noches, seis textraños, una multitud, delgados yo mi gato, sí como peces galletas chiquitas, chiquitas, con voz doblada, la cadera de una bruja, el gato, el gato, ¿de verdad no lo han visto?, es travieso y seguro sí, sí, naranja. El dibujo ya lo termino, y si no viene mi gato, fabricaré un gato naranja sin pelos, con argollas, mediano, que se me amarre al pie de mi cama, que me pise el pecho a las 5:00 de la noche, pero con tinta china o acuarelas, despacito, para que no le ardan los ojos.

 

10- Tikray (Fragmento)- Jorge Vargas Prado (2013)

11998994_962944980428230_6082401842259550551_n

Rosita de Espinar sigue volando. La enorme torta de la que ha salido es cortada minuciosamente y con cuidado

en miles de pedazos iguales, por cientos de muchachos quechuas. Fornidos. Tan hermosos que cuando se echan

de barriga sobre la tierra crecen montañas. De tanto bailar y beber, las personas sienten hambre. Nadie sabe, sin embargo, que Rosita de Espinar ha contratado a tantos muchachos quechuas para compartir la torta. La torta tiene

coca, hoja sagrada para descubrir lo que se nos oculta fuera. Tiene también marihuana, plantita sagrada para descubrir lo que se nos oculta dentro. La gente que no baila está detenida mirando con una sonrisa que es alumbrada por potentes reflectores. El orín que derraman varones y mujeres en una pared, muy lejos de los baños oficiales, son coloridos y fragantes. Son serpentina. Son bebida deliciosa. Son laguna. Son espuma. La bandurria, luego de un ligero intro de teclado electrónico y sonidos psicodélicos, dibuja la melodía de Taxichalla. Las mujeres, sensuales, de la ciudad o del campo, con aretes de oro, con celulares modernísimos detenidos en sus bolsillos, comienzan a bailar uno-uno, dos-dos como Rosita de Espinar. Los bailarines sobre el escenario no son tan ligeros como los muchachitos de Marisol Cavero, pero su aplomo también resulta sexy. Apenas comienza a cantar, de la espalda de Rosita de Espinar explotan dos alas coloridas que festejan. No son como las alas del final del concierto de Britney que son tristes y anuncian el fin o la muerte que a algunos les duele tanto. Esta versión de Taxichalla es inusualmente parecida a la que se ha grabado en su disco).

Jaime Ponce: Es el estilo de la bandurria, ahora, en las manos mágicas de Rosita de Espinar.

(Rosita de Espinar, emocionada, baja de los cielos y le pide a uno de sus músicos que le preste la bandurria. Comienza a tocar ella misma. En un impulso, vuelve a elevarse y cuando mira al cielo, observa que las nubes se han

cargado de alegría y que las luces anaranjadas de la gran y moderna ciudad del Cusco se reflejan allí. “Ama parachun”, piensa en un primer momento. “Ama! Parachun! Parachunmi! Parachunpuni! Sino, no podríamos comer”, se rectifica).

Rosita de Espinar: (Cantando) Taxichalla kawaq / Imallapas

kawaq / Ñawichallaywanraq, cholito / Kamarachiykiman

/ Q’iwi-q’iwirispa, cholito / Manejaruykiman / Taxichalla

kawaq / Imallapas kawaq / Ñawichallaywanraq, cholito /

Kamarachiykiman / Q’iwi-q’iwirispa, cholito / Manejaruykiman

/ ¿Sí o no?

Jaime Ponce: (Hablando) Si eres tú, Rosita… soy lo que tú

desees… taxi, taxicholo… qué sé yo… Mándame, ordéname,

manéjame, haz lo que quieras conmigo.

Rosita de Espinar: (Hablando) Ahora sí, escúchame lo

que te voy a decir. (Cantando) Kapulilla kawaq / Chocolate

kawaq / Malli-malliyuspa, cholito / Apakapuykiman

/ Apakapuspayqa, cholito / Wikch’uykuykimansi /

Kapulilla kawaq / Chocolate kawaq / Malli-malliyuspa,

cholito / Apakapuykiman / Apakapuspaypa, cholito /

Wikch’uykuykimansi.

Jaime Ponce: (Hablando) Antes que me botes, yo me iría

a otra boquita… y talvez me quedaría.

Rosita de Espinar: (Hablando) Ahora te canto a ti, Dany, escúchame.

(Cantando) Michichalla kawaq / Fueras un gatito

/ Muna-munayuspa, cholito / Apakapuykiman / Apakapuspayqa,

cholito / Wikch’uykuykimansi / Michichalla kawaq

/ Fueras un gatito / Muna-munayuspa, cholito / Apakapuykiman

/ Apakapuspayqa, cholito / Wikch’uykuykimansi.

Jaime Ponce: ¿Y dónde acabaría yo? Tal vez en la olla…

(Así. La gente enloquecida recuerda a veces sus penas.

Pero zapatea tanto. Rosita de Espinar sigue volando sobre

la nube feliz de polvo. Las canciones vienen una tras otra.

“Mix Qhaswas”, “Chachakomaschay”, “Mañana partiré”,

“No quiero riquezas quiero tu corazón”, “Déjenme ser feliz”,

“Amor cibernético”, “Me han dicho que estás solo”.

Entonces, llueve.)

Rosita de Espinar: Les agradezco, mi Cusco. Añaychaykichis kusikuymanta. Para mí es muy especial haber pasado

mi aniversario con ustedes. Y aunque las penas, aunque el dolor quiera crecer en nuestros corazones. Hay que zapatear nomás. Hay que zapatear. Éste es mi Cusco querido. Hay que estar muy unidos, aunque seamos diferentes,

aunque pensemos diferente. Así como los artistas. En este aniversario yo quiero recordar a nuestra mamá grande, a

esa mujer que ha inspirado a tantas artistas como quien les habla, como Marisol Cavero, Fresialinda, Lizeth Lázaro,

entre tantas hermosas que están triunfando por todo el Perú. A ti, Calandria del Sur de Condemayta de Acomayo,

nuestra mamá grande. Te saludo con todo mi corazón. (La lluvia ha mojado a todos, pero en vez de apagarse, las

personas, los bailarines, los músicos y Rosita de Espinar con sus alas traviesas lucen como árboles enardecidos. Rosita de Espinar camina hacia backstage con un ligero llanto que pretende esconder. Sus asistentes deshacen el arnés que sostenía sus alas. Alguien le pone una toalla sobre los hombros. De sus trenzas gotea agua. Ella ingresa a su camerino y se mira al espejo. Está radiante. Feliz. Destrenza sus cabellos con cariño. Un muchacho toca su puerta. Es uno de los integrantes de Chintatá, una banda de post-folk andino que tocaría luego. Le sonríe al entrar sin permiso. “Qanpaqmi takisqaykimanta” le dice y deja sobre el tocador de Rosita de Espinar un pedazo de la torta mágica que se repartió entre todos y varias hojas de papel dobladas. Rosita de Espinar no alcanza a decir nada. Mira la torta y recuerda a su público. Las palmas. El zapateo. La nube de polvo laten dentro suyo con intensidad. Quizás sea Dios que todavía no quiere acabar su juerga. Mastica un poco de la torta. Sabe delicioso. Ha nutrido su cerebro y sus ojos se han agudizado. Entiende las convulsiones de su alma. Entiende a su público. Acaricia el papel que le ha dejado el muchacho, lo desdobla, lo lee).

9- put me in a movie- Valeria Román Marroquin (2015)

12805893_10201496856260545_6997120147028206966_n

crujo los dientes,

voy a masturbarme porque no quiero sentir mi tristeza

puedes preguntar qué es lo que más me calienta y te llevaré en un mágico viaje

por tres poemas

uno

en la noche

dos

en el espejo

pregúntame sobre mi actriz porno favorita y te mostraré

el vídeo

de mi primera comunión

el vídeo

de todos mis cumpleaños

voy a masturbarme porque tengo mucho miedo

pero

quédate

quiero que jales mi cabello

y me digas putita

al oído

esto es justo como en las películas

cuando se acaban los veintisiete minutos y dieciséis segundos

de “polla para la zorra insaciable”

las lolitas

con el culo partido

ya no existen,

yo sí

estoy de pie

todas las cámaras apuntan a mi corazón

mientras carga otro vídeo,

y en mis ojos hay un océano que arde

y en mis ojos todo está tan claro

y en sus ojos ya no me veo

esto es justo como en las películas

pregúntame cuánto tiempo duro frente a mi teclado y te morderé los huesos:

hoy quiero contarte todas mis fantasías sexuales

hoy quiero que vean mi sexo como una constelación

a la orilla de esta tristeza

que seca mi espalda

quiero ser la observada y no el observador

la polla sin rostro

la ventana en incógnito

quiero borrar el historial y ser dios

porque si me peguntas,

lo que más me pone

lo que más me calienta

es esta culpa

inservible

tonta

que se arrastra

entre

mis

piernas

8- HUK. (Fragmento de Ariadna)- Jorge Rengifo (2015)

12006220_962943603761701_413483648139669301_n1

Tengo 20 años y las mismas curiosidades de cuando tenía 10. Tengo 20 años y la inocencia misma de los 10. Mi corazón es atravesado por una lengua eléctrica que baja del cielo y me lame. Mi corazón es un laberinto y dentro de él hay una catarata y dentro de la catarata hay una niña que mira la luna como una parvada de pájaros azules. ¡Oh vida!. Yo sé que eh debido disponerme como un monje a tus pies. Yo sé que eh debido preparar mi cuerpo para ser devorado por los buitres. Yo sé que eh debido besar tu boca/mirar tus ojos / tocar tus manos. Ahora noviembre se abre humildemente entre verdores y tu piel ha adquirido un tono psicodélico (que solo es posible ver cuando uno se enamora). Pues perfecto. Estoy enamorado de ti. Te amo y te amo un trillón de veces más. Y podría ver en tus ojos las visiones más extrañas. El vuelo de mil aves  no es más hermoso que nosotros cuando vamos corriendo de la mano por el bosque cubierto de estrellas. Por ti crecí soñando que los poemas tenían pulso. Por ti crecí soñando que los pajaritos nacían del mar y que su corazón era tan inmenso como la noche misma que ahora tenemos al frente. Princesa de arena clara. Ahora que la noche se ha parado como una estatua de carne ante nosotros. Ahora que somos diminutos submarinos bajo el agua y los lobos (marinos también) desfilan dando la vuelta a nuestros cuerpos. Viajaremos hasta el sumidero de los días. Allá donde los montes son más verdes y más altos. Nuestras células se expandirán por todo el hemisferio y me dirás el código secreto con el que nos reencontraremos vida tras vida. Yo recordare tu sonrisa tecnicolor. Tú recordaras el sonido de mis pasos acercándose a lo lejos. Y a la medianoche nos volveremos fuego/constelaciones andantes. Nos reiremos de aquello que llaman tiempo. Deshojaremos sus pétalos. Armaremos un velero y surcaremos la naturaleza etérea. Conoceremos todos los signos que habitan en el éter y el aliento destructivo de la antorcha pura del sol. Conoceremos la arquitectura errante de la luna y el cielo de escamas circundantes de donde nació. Encenderemos fogatas altísimas entre los robles salvajes y los racimos de mango. Las papayas grandes y jugosas serán manantiales en verano. Aprenderemos a pararnos de puntitas para escuchar lo que dicen las estrellas. Aprenderemos a sacar nuestro amor como una bufanda para estos días de invierno. ¡Oh Pan diario de la muerte!.Flor de helio que te elevas sobre los campos de alfileres.  Ahora que amanece  en todo el meridiano de Greenwich y las gaviotas han comenzado su canto sideral. Viajaremos heridos de ternura. Mi vida. Te lo prometo. Ya somos dos cantándole a un cielo gris. Soñando larga y locamente.

En la orilla frente al mar.

En la orilla frente al mar.

 

7-  HAY UN VIAJE- Myra Jara (2015)

myra-jara

Hay un viaje en un tren de los italianos que te aleja de Europa

El tren termina el recorrido en Ucrania, en un túnel

Las cabezas que descienden en el túnel Ucraniano se mueven lentamente en el andén

Algunas cabezas se mueven hacia las escaleras

Las cabezas pequeñas de los niños se mueven, también hay cabezas pequeñas de perros y de cisnes

Otras cabezas esperan en el andén por otro tren

A estas cabezas quietas se les posan moscas negras e insectos

Quienes se embarquen, atravesarán la Siberia. Llegarán a Mongolia,

Partirán después a pequeños lugares en el Asia.

 

El tren a Mongolia lo toman 10 o 15 personas

No suben todos los animales, hay quienes han tenido que abandonar a sus perros y sus gallinas

 

La compañía no los quiere a todos

Acepta a veces a mujeres sin sus hijos

A hombres sin sus mujeres

 

Pocos entran en el tren, consigo llevan poco

 

Yo entro al tren cada mes, me llaman para que lo limpie

Boto las cáscaras de los huevos, la cerveza, los condones

Cuando termino de limpiar, respiro profundo

Escupo y

Me siento

 

Me llaman Señora los que vienen a darme el pago

Pero yo soy una mujer joven

He escogido el trabajo del tren para estar con las vacas

Despreciar

La cantidad obscena de hambre.

 

No desprecio

El hambre, la sed de la gente subida con una idea de aislamiento. Aquella que hará sutiles actos contra sí misma, en el Asia.

Así crece, eso es avejentar el mundo.

 

Limpio Mongolia

Voy fumando con una escoba por sus calles bárbaras

Sus habitantes son todos como frías abejas

Pero las mujeres son mejor como larvas, hinchadas, salvajes y costureras

 

Limpio Mongolia y voy viajando

Cuando llego tengo sexo

Consigo hombres en el bar

Se van, antes me lavan el cuello.

 

En el tren, me lavan el cuello los obreros

Les voy contando cómo es mi hambre

El placer de la miseria ante el hambre.

Es necesario hacer miseria

Y les recuerdo mientras nos bañamos juntos, todos desnudos:

Falta mucho para envejecer.

 

6-  [creación literaria a base de programas de tv]- Josué Hipolo (2014)

12011221_962933893762672_3050974009876957178_n

Escucho canciones de los Backyardigans para tener inspiración y escribir un poema que esté compuesto por versos libres y un arcoíris de azúcar, enciendo la tv y me doy cuenta de que está dando el programa de Laura Bozzo, entonces mi poema ahora será sobre arañas gigantescas que dicen llamarse Juanita, Chabela, Sabina y Sonia, y cogen a moscas que parecen zancudos o zancudos que parecen moscas y se ponen a bailar hasta que las arañas se aburran y las moscas-zancudos se pongan tristes por esto. O hasta que yo me aburra de escribir sobre zancudos, moscas o arañas y cambie de canal. Si esto llegase a ocurrir existe la posibilidad de que sintonice el Chavo del 8 ya que eso me anima, o sino poner un video del chavo pues la tv últimamente está muriendo metafórica y literalmente.

Enciendo el dvd, el disco está algo sucio pero le doy un soplido y ya está. Este es uno de mis episodios favoritos, don Ramón, los espíritus chocarreros, la sesión espiritista; sin duda uno de los mejores y tal vez mi favorito. Entonces lo tengo, escribiré sobre los espíritus chocarreros pero no sé si hablar de ello tenga coherencia, solo pensé en algo como que los espíritus están en mi sala, una noche, jugando un partido de póker y uno de ellos se molesta por haber perdido y va furioso a la cocina a llevarse el pan de mi casa; en eso aparezco yo que me he despertado por un mal sueño que tuve sobre el apocalipsis y que su inicio iba a ser en México pero que los espíritus chocarreros me ayudarían a romperle la madre a los que la iniciaran.

Francamente no tenía nada, quizás el Chavo del 8 no me inspire mucho, mis siguientes opciones serían:

  1. Sintonizar algo nuevamente, en la tv, arriesgándome a que me den convulsiones por algunos ánimes y no tener tiempo de escribir porque, si encuentro alguna película como Duro de matar me entretendría hasta el final de mis días viendo una y otra vez todas las sagas o como se llamen y ser reconocido como “el hombre que vio Duro de matar y murió por pendejo”. No.
  2. Apagar la tv, mandando al diablo a los Backyardigans, Laura Bozzo, El Chavo del 8 y Duro de matar, y encender la radio y poner música disco ohhh siiii… more than a woman… more than a woman to me ♫ o simplemente poner un disco de música clásica variada que me ayude a escribir, porque he de confesar que tengo un síndrome de un viejo que le gusta escuchar música clásica para escribir, yo lo llamo “el síndrome del viejo que le gusta escuchar música clásica para escribir”. No.
  3. Mi tercera opción sería no encender ni radio ni tv y sentarme a escribir frente al computador, cualquier palabra que salga de mis manos o cualquier cosa que se me ocurra, un ejemplo sería la mosca que está ahora encima de la pantalla de mi celular que se frota las patitas delanteras como si tramara algo contra mí pero mi celular comienza a vibrar y la mosca cree que es un atentado contra ella y dice —no mames, este país se está yendo al carajo— y entonces decide irse a una fiesta en una gran telaraña donde moscas y zancudos bailan hasta el cansancio con unas arañas llamadas Juanita, Chabela, Sabina y Sonia. Sí.

 

5-  La primera vez y otros eventos- Ana Carolina Quiñonez Salpietro (2012)

Ana Carolina Q.S.

Yo dejaba de ser la hija mayor de mis padres

la primera nieta de los abuelos

la única prima de tu tamaño

cuando dejaba que me toques las costras de la rodilla

En la casa del árbol

dejabas de ser un niño

Te besaba sin enjuagarme los dientes

me tocabas sin lavarte las manos

de coleccionista de insectos

disecados.

 

4- Buenas Noches o el Principio de mi Cuerpo- J Estiven Medina Ortiz (2014)

estiven-medina-e1418831122591

Buenas noches. Estuve escuchando canciones de amor y vengo a su puerta a encontrarme con usted y ver si puede recibir esto que se me sale del cuerpo, no he podido contenerlo, mire como se desparrama.

El principio del amor es también el de la soledad la incertidumbre y los cosquilleos en todo el cuerpo. El principio del amor es también el de la noche y del final.

Buenas noches, he tocado su timbre incansablemente durante 2 días, pensé que estaba muerta, muerta de amor, pensé que se agitaba en la noche y en sus sábanas y de vez en cuando se acercaba al espejo a reconocerse la última chica de una especie muy extraña que no atiende a los timbrazos desesperados porque la reconcilian con los sonidos que vienen de calles sucias y viejas y vivas y corazones.

¿Alguna vez pensó en mí?, digo, ¿alguna vez me mordió en la soledad de su habitación?, ¿llenó una libreta intentando adivinarme el nombre?, mi nombre no importa en este sudor, mi nombre sólo me aproxima a usted en la medida en que lo permita, mi nombre es un acantilado de rabia y timbrazos, mi nombre es un pretexto para estar aquí en su puerta con un par de gotas surcándome la frente como un reloj o un mes de indigencia aplastándome.

¿Alguna vez me mordió en la soledad de su habitación?, me buscó como a las cosas que se pierden en los rincones impensados, en el lugar donde el sol cae con tanta furia como un río de fuego o insistencias o como un atardecer oxidado o un animalito a quién nadie quiere por no tener amor que dar. ¿Alguna vez me mordió en la soledad  de su rencor? No me conoce porque estoy al otro lado de su puerta, pulsando el timbre que hiede como un órgano que no ha terminado de formase, un bicho a medio camino, sin dientes para defenderse, sin lágrimas para sufrir.

No me conoce porque se entretiene con la duda entre sus piernas, piernas que he deseado hasta enloquecer, no me conoce porque mi voz ha sido camuflada por insectos que no son más que luz dormida en mis manos. Si me conociera. Si me conociera. Buenas noches, vengo a decirle que si me conociera la decepción caería como un manto atrapándonos indefensos y haría gala de sus más variadas palabrotas aprendidas en casas de nostalgia y juguetes prohibidos, que si me conociera sus dientes vendrían a mi pecho a llevarse todo, que nuestras manos se atraparían como mariposas con leve esquizofrenia tejiendo el cielo, seríamos la misma versión de una mentira, el distinto rumbo de una misma intención.

Si se decepciona de mí, encienda las luces de su auto, partiremos a mi olvido.

Tráteme  como a un chiquillo, por  allí empieza mi fijación. Es mi dolor la que hiede, es su puerta mi hueso supremo, este edificio ha sido construido implícitamente pensado para ambos, para protegernos de nosotros mismos hasta llegar al momento del destruirnos, este edificio, si quiere, se hará puente entre usted y yo.

Estuve escuchando canciones de amor. Y bueno, pensé en usted, porque me sentí sólo y luego pensé pero hay una chica que vive al lado y también pensé en su sonrisa y se me clavó en el cerebro, hubiera visto la marca que me dejó, parecía un mapa jaja.

Hay mapas que llevan a algún lado (a estar solo a estar sin mí a estar sólo conmigo a estar sólo sin mí)  y hay mapas que me llevan a usted. Hoy corrí desnudo en mi pensamiento crucé una suerte de ríos o charcos en realidad no entiendo los paisajes ajenos y llegué a su casa tuve que preguntar mucho suplicar pero la gente pensó que enloquecía a algunos les pareció una cosa linda ir a buscar al amor de su vida en la nave de la desesperación que es la desnudez algunos intentaron abrigarme con edredones que eran su propia piel con la que alguna vez también buscaron sin éxito yo escapé de ellos y estando lejos les dije eso no importa mientras estemos vivos eso no importa mientras estemos dispuestos a morir defendiendo nuestra vida eso no importa putos tristes eso no importa mientras el mapa te surque el corazón como un arañazo de premonitoria despedida que alguien te dejó mientras llovía oscuridad frotando una promesa en los labios y en el cerebro.

Buenas  noches, escondo el sol en mis bolsillos, lo he separado como una naranja por la mitad, y su jugo ardiente me ha perforado la piel, pero soy optimista y me entretengo adivinando las formas que me ha dejado, es un rojo muy amarillo un rojo muy anaranjado me duele a veces cuando me pierdo en las grietas de mi pierna perforada y ardiente e iridiscente todo refulge como una fiesta de disfraces y desnudos como una fiesta en un sepulcro como despedida eterna como el conocimiento absoluto llenando nuestros vasos de cervezas. Estoy hablando solo otra vez. Buenas Noches. Mi nombre es//Buenas noches, he venido a enamorarme de usted. He caído del cielo soy un ángel que se suicidó escuchando canciones de amor. ¿Su timbre funciona? Buenas noches. Soy yo, su cuerpo. Su viernes su horario corrompido su amnesia detestable su insomnio desesperante su estrella fugaz el terrible vagabundo de su corazón su pequeño patético su te amo desgastado su escritor en ciernes y derrotado soy yo sus 18 años en la espalda soy su olvido el estudio del vacío entre las cosas que trae en su cartera. Buenas noches, soy un ciego que adivina su rostro en los alaridos de mi sangre, soy mis ojos suspendidos en su caligrafía soy mis párpados calientes atravesando su habitación.  Soy mi delirio con usted soy mi noche sostenida en su vientre. Buenas noches. Eso no importa mientras estemos vivos. Pero yo estoy muerto. Un tema manido en mi escritura es la muerte y me he preguntado por qué pero los muertos no se preguntan por qué sólo buscan en los resquicios de sus venas algo de vida para engañar este sepulcro. Estoy muerto en el último asiento del cine donde pasan mi vida como un suceso cómico y trivial y la gente ríe se desternilla de risa y desconcierto porque esa vida extrañamente se parece a la de ellos entonces no saben si seguir riendo o ya ponerse a llorar y formar un lago de lágrimas en medio del cine y ponerse a cantar canciones de amor alrededor. Me dan palmaditas en la espalda y yo sonrío como diciéndome buen trabajo jaja luego el cine queda vacío y mojado y entonces extiendo las manos y abarco todo como un dios caprichoso y juguetón y lo comprimo con mucho esfuerzo y me lo coloco allí donde debieron estar mis pulmones. A usted la soñé sobrevolando el cielo morado sentada a horcajadas en un cigarrillo gigante. A usted la soñé sobre mí sobrevolando el cielo morado agitando los brazos y bamboleando cuidadosamente el cuerpo yo dije esto debe ser un sueño porque aún sigo tocando el timbre de esta chica testaruda que no me abre la puerta y usted se agitaba ferozmente y gritaba mi nombre y su voz pintaba mi rostro en cada estrella yo estaba orgulloso de mi pero era un sueño y los sueños dejan muy gastado mi cerebro pero yo venía de escuchar canciones de amor y me lo merecía. Y usted calló tan súbitamente que descolgó mi felicidad de su corazón y mis ojos se fijaron como espadas en los suyos y no entendí a qué jugaba luego sus deditos danzaron en mi pecho el pretexto de estar en esta situación traté de ayudarla a bajar de mí y calmarla iba a decirle yo tampoco sé lo que pasó pero usted me abofeteó antes de poder hacerlo y cogió su vestido hecho de hebras de tabaco y cubrió su cuerpo y ascendí no sé adónde  como humo sin  entender nada.

 

3- Heroes (poema sobre la canción “heroes” compuesta por david bowie y brian eno, incluída en el disco homónimo)- Roberto Valdivia  (2014)

roberto-coca

13.07.1961

 

Esta tarde mi vida ha acabado para ti

Ya no podremos volar con los cometas

Ensortijándose en nuestros brazos largos y flacos

Ni hacer tiempo en las esquinas

Que pensábamos por siempre nuestras / jamás suyas

Los cortesanos disfrazados de azul caminan en

zig zag

Trinchera-hombre-trinchera-hombre

Dios salve al emperador-dios

Una mañana más cociendo el pan

El sol derrite nuestros rostros de vergüenza

Pastamos en los mercados solos muy solos

Lady Dollar canta un jazz bajo la espesa niebla del otro lado

He soñado que llamé a mi doppelgänger al otro lado

Que él no es feliz pero se las arregla en un Mcdonalds

Que tuesta el pan cada mañana que fue él quien confiscó

La cámara de Lady Babushka impregnada con la sangre de Kennedy

Que fue él  quien diseño el peinado de los Beatles

Que tiene unos brazos colgando sobre su cuello y no es feliz pero se las arregla

Que de vez en cuando llega al muro y pasa su dedo para borrarlo

Como cuando de escolar su línea de carne devoraba la línea blanca en el pizarrón

                       Tú eres un aprendiz Zen y yo un hijo de la Coca Cola

Despiertas y un alud de realidad se te hunde en el pecho

Como si no hubieras comido en años y te das cuenta que estás solo

¿Dónde reside la fuerza de la libertad en el silencio para no morir o en la muerte en vano de “héroe”?

Cuba 62, los alfiles se mueven

Devorarán algún rey esta tarde?

Los perros se husmean muestran las uñas a lo máximo nada más

Tú que solo puedes soñar con ese mar incendiado por torpedos balísticos

Que desearías nadar como lo hacen los delfines

Solo puedes desear algún fin

Estas sábanas amanecen frías no son más sábanas sino largos sudarios

te recuestas en ellos eres un pescado en conserva

Cierras los ojos fuertemente durante la marcha militar/

Cierras los ojos fuertemente delante  la risa de Claudia Schiffer

Las hormigas caminan alegremente escuchando la  canción de sus pasos

Desearías teletransportarte por radio como una nota musical

/ las que chocan tus oídos con dulzura se meten en tus zapatos en tu cama cuando

Bowie canta we can be heroes

                            Just for one day

                                          What d´ you say?

 Piensas en una hipérbole de trampolín azul

Por donde vayas saltando alto Alto

Y el mundo y sus continentes y su muro no sean más que la gota más pequeña de un escupitajo/

Llevas de la mano tu recuerdo

Y no hay nada más en él que un idiota íncubo de pesadillas en tus noches

Arrodillado sobre ti

A esta hora en este

País pobre donde nadie es libre de teñirse de rojo el cabello

Y travestirse

Sin ser mirado

Las arrugas crecen raíces en tus brazos

Mayo del 68: Prohibido prohibir- En serio?

Vestirse de héroe esta mañana

Frente a la ducha al bus a la fachada del Ministerio de La Felicidad Suprema

Recuerdo

Parado al lado del muro

Las armas

Disparando sobre nuestras cabezas

Eres un niño bueno mirando el horizonte solo eso

Las manos solas en la postal arrugada

Has telefoneado a tu doppelgänger

Totalmente sobrio para despedirte

El salmo de: FALSCHE NUMMER rayando el disco

 

Esta mañana/ tarde/ noche

 

Mirando la panza del oficial

El tumor es enorme inoperable

Y el día se cierra con sus

Miles de ACHTUNGS!!! sobre tus hombros

Quien como Bowie que mira el horizonte esperando la mano ausente

Mentira hombre tú sabes que toda esperanza se ha evaporado

Y el vaso seco que bebes no debe hacer otra cosa que no sea quebrarse

Para curar treinta años de polvo

Para aliviar esos treintas años de dolor estomacal

Esperas la espina voladora reventándote

Mientras cantas sonámbulo

No podremos ser héroes

Ni por un día

Whoa ohoh

(♬)

2- XXV- Christian Briceño (2013)

christian-briceño

El futuro de un galeote es seguir siendo un galeote.

Un galeote no es atlético como Charlton Heston en Ben-Hur

Los galeotes no tienen relojes que indiquen la hora de su

muerte, ni salvavidas, ni cuencos de plata donde depositar el agua

salada que brota de sus oídos y narices.

Hay un dicho muy popular entre los galeotes: « Asegúrate de

estar vivo antes de acostarte. Asegúrate de estar muerto antes de

morir »

Los galeotes no tienen tiempo de llenar formularios pidiendo

mejoras en su dieta diaria.

Si hay luna llena, ningún galeote se convertirá en hombre-lobo.

pero es posible que se ponga a llorar sin causa aparente.

Y los galeotes siempre llevan la espalda tatuada de arroyos.

Pero no hay un día que un galeote no recuerde su patria

y las delicias de dormir sin sueño.

Si las tripas de un galeote se confunden con sus costillas, éste

habrá llagado a su madurez.

Pero el galeote no es un ser atlético (creo haberlo dicho, no

es Charlton Heston), con lo cual sobrevivirá todo el tiempo que su

buena suerte se lo permita.

Un galeote es su propio dentista.

Un galeote es su propio psicoanalista.

Un galeote es su propio jardín y fuente y pajarito.

Un galeote es su propio dios.

El hábitat del galeote no es la galera sino su fatiga crónica.

Los galeotes nunca dan la mano, a menos que vayan a

tomarles  el pulso.

La muerte de un galeote repercute en una sola cosa del

Universo: la velocidad de la embarcación a la que sirve.

 

1-  Guía de viajes (Leave 1)- Kevin Castro (2014)

10348386_10204343673127816_4464698504779624714_n

(leave 1.1)

Querida S.J.,

A veces desearía escribirte e-mails con miles, millones de palabras, toneladas de texto desesperado, pensando que leerás mi mensaje y te emocionarás o sentirás alguna remota sensación que cause que me respondas con mensajes igual de desesperados y rabiosos y largos. Y eso. Trujillo es una ciudad chévere, aunque un poco desordenada a la manera de Lima. Fuimos todos a conocer la ciudadela de barro de Chan Chan y luego regresamos caminando por el desierto, lanzando. Me gusta el clima. Me gusta el desierto.

Abrazos,

 

*

(leave 1.2)

la paijanera es súper hardcore

en nuestro sueño estamos en medio del desierto

el Dios Pescado nos está juzgando

vete a la mierda, le digo a Gonzalo

con cariño / agachamos las cabezas

oh, Dios Pescado, sorry

y Gonzalo se caga de risa

}

en nuestro sueño entramos a una discoteca a bailar

pero ninguno de nosotros saber bailar

las mujeres son actrices porno

un tipo saca a bailar a una de ellas

él baila muy bien

sudamos litros de pisco

un mar ondulado y energía

}

en nuestro sueño ciento cincuenta ladrones nos están asaltando

y Jorge y Vivi y yo luchamos como asiáticos

les damos patadas a todos

en los puntos cardinales

especialmente al norte del asunto

}

en nuestro sueño yo me llamo Juan y he escrito un libro

mi libro lo leen todos los chamanes antes de curar

extraen el cebo de las boas

quitan la lagaña a los caimanes

besan la tierra y respiran humo blanco

}

en nuestro sueño quiero comprarle un dulce a mi madre

y todas las vendedoras de dulces y manjares de leche y lácteos varios

han desaparecido / solo una señora vende chifles amarillos

siento mucha pena y empiezo a llorar

compro los chifles y me los voy comiendo mientras miro cómo aparecen las estrellas

algunas cosas se ponen borrosas

mi cuerpo se mueve en la misma dirección que el viento

 

*

 

(leave 1.3)

EL LETRERO DICE: ‘usted viene montado en su caballo, busca drogas’

el letrero dice los nombres de todas las mujeres y todos los hombres que he visto en mi vida

en el letrero aparece el rostro ese de I want you…:

Unclesamwantyou

señalándome / sin la propaganda militar yanqui

leo en el letrero los nombres de todos los hombres y mujeres que conocí en veinte años

todos enlistados en letras pequeñas pero leíbles

algunos nombres se incendian

el bus pasa muy veloz

 

*

 

(leave 1.4)

así entonces leyendo a Ernesto Carrión por las costas delgadísimas de Piura   hemos comprado una bolsa de chifles para soportar el viaje   el vino se ha acabado ya pero no es necesario porque el calor es incesante y uno lo que quiere es agua mucha agua helada      el libro de Ernesto Carrión habla de una cabeza que deambula por el infierno o de una cabeza que deambula por un sueño enfermo o de una cabeza que mira las estrellas buscándose un cuerpo      o el cuerpo habla con las arañas para encontrar su cabeza     qué hago si esta ventana no puede abrirse    con este sol como un baño ácido      o sea, deberíamos haber ido en un bus más caro, con aire acondicionado, pero… claro, no tenemos suficientes $$$    de todos modos leo miles de palabras en el libro de Ernesto Carrión hasta que el libro se convierte en una foto de Sor Juana Inés de la Cruz…        en la foto S.J. es joven y tiene los cabellos sueltos    rizos rojos que sacude el viento que llega de algún punto ciego   S.J. es tan joven que aún no ha mudado todos los dientes y aun así muerde una manzana y sostiene un wiro ardiendo con el humo apuntando hacia el sur porque ella está mirando hacia ningún lugar     el wiro se ha armado con una página de la biblia, eclesiastés 1:4 ‘los hombres van y vienen, pero la tierra permanece’ y en el rostro de S.J. hay una especie de guiño      ‘los hombres van y vienen’    claro, claro

 

*

 

(leave 1.5)

Querida S.J.,

hoy ha sido un día extraño. Hemos llegado a Piura hace un rato (es mediodía) y estamos en una cabina de Internet, yo para hablar con la gente del trabajo y decir presente, y Jorge para escribirle a un amigo a ver si nos invita el almuerzo. Pero ahora su amigo le ha respondido que está fuera de la ciudad. He pensado en ti durante el viaje. Intenté mantenerme despierto todo el tiempo posible y mirar por la ventana el camino oscuro (aunque se vean apenas las líneas blancas del borde de la pista), pero me dormí alrededor de la 1:00 am. De todos modos he podido ver algunas casas, muy pequeñas todas, con las luces prendidas —yo pensaba que toda la gente de provincia dormía temprano—, dentro de las casas hay familias llenas de amor y sudor en la frente. Es un prejuicio pensar que la gente de provincia duerme temprano, y también es un prejuicio pensar que todas las familias que viven en las casas pequeñas de la costa viven de la pesca, es decir, el padre y los hijos varones salen por la mañana a eso de las cinco a altamar a ganarse los frijoles, los niños/jóvenes capturan a penas unos peces pequeños y llenos de espinas, el padre los mira y mueve la cabeza, mastica un pedazo de pan pensando en una canción de los Beach Boys

¿Cómo estás?

 

*

 

(leave 1.6)

la playa.

la playa & los barcos de madera.

la playa & los Beach Boys.

la playa & el Sol invirtiendo su campo magnético como una tortuga boca arriba.

/quemando como una sartén en la que uno acaba de freír pescado/

la playa & las tortugas comiendo plancton.

la playa & la arena del color del triplay.

la playa & tu blog.

la playa & mi blog.

la playa & el blog que nunca escribiré porque no soy Jesucristo nadando de espaldas.

la playa & mi sangre que tiene la misma composición que el agua de mar.

/durante la Primera Guerra mundial el ejército francés usó agua de mar para compensar la sangre que perdían sus soldados heridos/

la playa & tu cerebro.

la playa & tu culo desnudo & hermoso.

la playa & Dios o el dios de arena mojada.

la playa & un millar de pescadores borrachos que fotografiamos con nuestros celulares.

la playa & Laguna Pai.

la playa & tus jeans.

la playa & los combustibles fósiles que mueven este bus.

la playa & este bus navegando sobre una pista de magma volcánico.

la playa & mi cuerpo lleno de tierra.

la playa & los cangrejos.

la playa.

 

*

 

(leave 1.7)

Horses

mi amor es era todavía es un caballo que corre por el campo

El Señor me dijo: ‘deja eso’

luego: ‘aprisiona tu amor en una botella de Coca-Cola’

‘Señor, si aprisiono mi amor en un recipiente entonces no podrá correr por el campo’

El Señor acarició mi cabeza

mi amor quiere escribir una canción de Pink Floyd

pero también corre por los prados que son propiedad de El Señor

libre relincha respira resoplando sus narices como ¡BOMB! ¡BOMB!

un viento que se mece por la noche

‘Kev, tú eres demasiado joven para entender’

‘Ok Señor’

El Señor abrió las cortinas

fuera sus prados verdes eran prados hermosos

y El Señor con un pestañeo desapareció los prados y vi

mi corazón se rompió

por primera vez

en la vida

 

*

 

(leave 1.8)

Quito, noviembre de 2013

 

Querida S.J.,

 

cuando era pequeño creía que la sangre del cuerpo no corría por venas o vasos sanguíneos sino que estaba allí, como el agua de un recipiente, acumulada dentro de nosotros. Como si nosotros fuéramos el recipiente y nuestros órganos estuvieran inundados de ella. Acabo de llegar y muero por darme un duchazo lo antes posible, mejor si es bajo la lluvia y desnudo en plena calle.

Espero que estés bien,

 

*

 

(leave 1.9)

Soñé que tomabas la forma de una persona completamente distinta

estábamos en un bote pescando o navegando en un día con sol y lluvia en medio del mar junto a varios desconocidos

todas las personas del bote eran mitad pez / mitad humanos

Te reconocí y me reconociste, pero ninguno dijo nada

Fuimos a la popa del bote y miramos a los hombres-pez hacer piruetas en el agua

durante horas, rozando nuestros brazos como campos eléctricos que apenas y hacen contacto

rozando-nuestros-brazos-como-campos-eléctricos-kevin-castro

sintiéndonos profundamente nerviosos

Soñé que el cielo terminaba en una superficie de cemento

y que los hombres-pez nadaban boca arriba intentando ver el sol durante varios segundos

pero nosotros mirábamos el mar y a los hombres-pez y de rato en rato volteábamos y nos mirábamos de reojo

entonces te reconocía y me reconocías en esas personas distintas que éramos

Pero ya nada ocurría: el sol se ocultaba / el agua se desvanecía / era una ciudad entre montañas

yo estaba fuera del Perú buscando cambiar un billete de 50 dólares

sin recuerdos, tan solo un billete de 50 dólares como una bandera verde flameando

algo como lava quemando gratamente mi garganta y la de Agustín y la de Cris

Y tenía queso en el cerebro

 

*

 

(leave 1.10)

Debajo de mí

la poesía tiembla

Y los cultivos de bacterias

y los montones de mierda

Tiembla el dios de Mario Santiago mudando su piel

mirando series por Internet

Y los perros  Y las rodillas de nosotros

 

Gracias a Poetas del Fin del Mundo, Revista El Hablador, Revista Mutantres y a Décima Avenida, sus créditos correspondientes, 😀