Top 20: Poemarios jóvenes de la década (o de lo que va) – 2da parte

Y sí, finalmente la continuación del primer post que atrajo a mucha gente, los mejores poemarios jóvenes de lo que se está produciendo por jóvenes en latinoamerica y España, van aquí <<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

 

10- La Edad Atómica- Gerardo Grande.

Gerardo Grande

(México. 2014, La Bella Varsovia, España)

Si Enrique Verástegui es uno de los vectores de la movida mexicana, el otro gran paradigma es Roberto Bolaño. Y Roberto Bolaño es el epitome de la literatura hecha con fuerza, con más pasión que con guantes quirúrgicos. La Edad Atómica es un poemario rockero, urbano, sobre la aventura de ser joven y tener todas las ganas de incendiarse junto al mundo. Gerardo Grande es uno de los mejores poetas de la antigua red de los poetas salvajes. La Edad Atómica, con en parte poemas de sus anteriores poemarios, así como prosas y nuevos poemas, es su ratificación con lo prometiendo en sus anteriores trabajos.

 

9- Hablemos de mí, mientras las abejas devoran el sol- J Estiven Medina Ortiz.

Estiven Medina

(Perú. 2014, Autoeditado)

Totalmente desapercibido por la crítica, el público y demás; Estiven Medina realiza lo que todo poeta joven peruano debería hacer, sacarle la vuelta al pago a un impresor para obtener un libro físico, dispersando sus creaciones en todo medio electrónico posible. Estiven Medina Ortiz es una de las grandes promesas de la poesía peruana joven, Hablemos de mí, es un poemario joven y fuerte, que habla sobre la vida como sobre la muerte, de la fuerza al igual que la debilidad y la chance de caer y no levantarse. Es un mundo. Un disco indie imperdible. Un pdf que no debió pasar desapercibido, y no debe seguir pasando  desapercibido, porque debes leerlo y revisar todo lo ubicable de él en la red.

-Lee >> Hablemos de mí mientras las hormigas devoran al sol << e incéndiate

 

8- El Cinturon de Kuiper- Yax Kin Melchy.

El cinturón de Kuiper - YaxKin

(México. 2013, 2.0.1.3. Editorial)

Melchy es unánimemente uno de los grandes poetas de Latinoamérica. Junto a poetas como Héctor Hernandez Montecinos o David Meza, han delineado proyectos de largo aliento (En los 2000s Melchy publicó su trilogía El Nuevo Mundo) que vienen a ser poemarios-cosmos, en el sentido más estricto de la palabra. Métodos, enseñanzas, teoremas científicos, todo es posible y entra a la poesía de Melchy con agilidad y belleza. Bajo la influencia del genial Enrique Verástegui (nuevamente mencionado por aquí) Yax Kin ha escrito las cumbres de esta generación. Una de ellas es el Cinturon de Kupier, uno de esos tantos poemarios inmensos y astronómicos donde dibuja los colores de una nueva humanidad, una nueva poesía y un nuevo espíritu.

-Lee >> El cinturón de Kuiper << y piérdete en el cosmos

 

 7- Valeria Luiselli- Augusto Sonrics.

Valeria Luiselli - Augusto

(México. 2014, Autoeditado)

Si Depresión decente es un método, un manifiesto llevado a la experimentación extrema con el lenguaje, Valeria Luiselli es un poemario más redondo y digerible. El Nevermind luego de Bleach. Llevando la lat lit a sus límites, elabora canciones indie redondas sobre el desamor, el amor no correspondido, aludiendo a la escritora que da nombre al poemario (y de la cual  sabemos muy poco por aquí) Un disco de desamor, amor no correspondido. Un cancionero que todo adolescente desearía escribir, en cualquier época del universo.

-Lee >> Valeria Luiselli << y ve a un spa y sonríe

 

6- [Sangre de Pájaro] Viaje al centro de las cosas- Maximiliano Andrade.

Maximiliano Andrade

(Chile. 2014, Luma Editores/ Suiza)

Otro viaje que quiere decirlo todo. Densidad mientras se nace. Viaje al centro de las cosas es un poemario donde se nace. El descubrimiento del mundo, los primeros pasos, el desgarramiento de la ternura. Toda la vida en sus primeros momentos parecieran abarcar el poemario de Andrade, que gracias a una visión polifónica hace su poemario lo más parecido a una mandala. Esto quiere decir, es efectivamente un mundo construido para el lector. Una muñeca rusa, eso.

-Lee >> [Sangre de Pájaro] Viaje al centro de las cosas << y suda y muere

 

5- Amarillo- Pablos Robles Gastellum.

Amarillo- Pablos Robles

(México. 2014, Autoeditado)

Es emocionante encontrar un poemario de un autor joven que en escasas páginas elabora a mi parecer el poemario más contundente de la naciente lat lit mexicana, y en la cual a pesar de la variedad de nombres y propuestas, logra levantar muy alto la cabeza. La aversión de Yoko Ono por el amarillo, las sensaciones que nos trae a la cabeza este color, un sol irradiante y contundente. Todo color visto en demasía nos despierta la locura. Esa locura es Amarillo, estallando en pedacitos entre la depresión y la buena onda. El festejar el ser joven y estar vivo, mientras se cae en el ascenso.

-Lee >> Amarillo << y escucha el sol arder

 

4-  T’ikray- Jorge Vargas Prado.

Jorge Vargas Prado

(Perú. 2012, Dragostea)

Un híbrido Un experimento. Un arma de subversión frente al orden del mundo. T’ikray  desde su título en quechua que significa, voltear, es un ataque a la concepción del libro o de la poesía, destruyendo sus límites de géneros literarios, implosionando, mezclando prosa con poesía con imágenes, graffitis, español con quechua e inglés y francés. Antes del genial Verástegui, un poeta igual de grande destruyó las barreras entre géneros, él era puneño y se llamaba Gamaniel Churata. La poesía de Vargas Prado es cercana a la de él. La podríamos vincular con otras propuestas similares en Sudamérica, pero considerando el tono eminentemente andino ( no leer andino como una concepción del siglo XIX, si es que algo se toma enserio Vargas Prado y poetas similares a él, es que lo andino no es estático, lo andino se mueve y se junta y mezcla con las cosas que mueven al mundo hoy, sin desaparecer) es especialmente única y reconocible. Jorge Vargas Prado ya ha escrito un libro espectacular y puede estar conforme con su obra. Aún no llega a los 30 y ha hecho Mucho (o Todo) lo que se le exige a la poesía del siglo XXI, un nuevo enfoque, un techo reventándose.

-Lee >> T’ikray << y mira volar a los cerros de cusco

 

3- Be a Body- Caterina Sciccitano.

Be a Body, Caterina

(Argentina. 2014, Editorial Gigante)

Sciccitano es cien por ciento ineludible si revisamos la poesía latinoamericana joven hoy. Podemos decir que es en Argentina donde se mantiene la forma más parecida a la alt lit norteamericana, esto es, poemas confesionales en el extremo (rozando la desnudez) y de depresión-aburrimiento. Be a Body es redondo, ya hemos hablado más extensamente de este poemario, así que solo podemos agregar que esperamos mucho de lo que aún le falta por dar a Caterina.

2- Primer Viaje- Jesus Montoya.

Primer Viaje- Jesus Carmona

(Venezuela. 2014, Colección Volante)

Primer Viaje es un tránsito, un nacimiento, un parto. Es una experiencia fortísima y es la piel de la serpiente pelándose de a pocos hasta desnudar el fruto. El último poema, que fue publicado en Estaban Locos hace un tiempo, es uno de los finales más hermosos para un poemario, que he leído en mucho tiempo. Si es que algunos prefieren apagar las luces lentamente, Primer Viaje estalla en colores para incendiarse y recién en las cenizas conocer la calma del que llega a otro lado.

 

1- El Sueño de Visnu- David Meza.

El sueño de Visnu - David Meza

(México. 2012, (Parcialmente en 2.0.1.3 Editores de México, en Gaviero. Publicación completa en Gaviero en 2014))

Y llegas a este punto y recuerdas a tus padres escuchando horas de un ranking radial para inevitablemente ver alzarse en el número uno a Bohemian Rapsody. ¿Hay otro libro que signifique más lo que va de la década que el libro de Meza? Desde su aparición parcial en 2012, inclusive desde las plaquetas y poemas dispersos en internet, David Meza aparecía como una voz poderosísima e indiscutiblemente genial. Toda la expectativa que pudo generar se vio finalmente retribuida con la publicación de los cinco libros que  conformaban en su totalidad a El Sueño de Visnu el año pasado.

El Sueño de Visnu es la piedra que lanzó en los 70s Verástegui y que Héctor Hernandez Montesinos tomó y lanzó y YaxKin Melchy tomó y lanzó y finalmente llega a su conclusión y (e)splendor final en Meza. Poderosísimo, creo que sin necesidad alguna de polémica, es el libro que marca a esta generación, en lo que va de la década por ahora.

 

>> Lee la Primera Parte de los 20 Poemarios Jóvenes de la Década