18 Libros peruanos que son Lo Sentimentalito

A pedido de nuestros haters, quienes nos escriben constantemente a la página diciendo que en nuestro último artículo sobre lo Sentimentalito, solo nos referimos a nuestros propios amigos o a poetas limeños (lo cual es para nada cierto) Cuando en realidad lo que buscamos es registrar cierta movida de autores que está pasando en este mismo momento.

Para que quede en claro que el anterior artículo y la selección de estos títulos no parte de un deseo (y que finalmente lo Sentimentalito no está compuesto por libros llorones que se lamentan el mero hecho de haber nacido ni por libros con faltas ortográficas WTF) les dejamos todos estos libros con mini-reseñas para que los busquen y los lean. Esta es también una mini-cronología de lo Sentimentalito. Disfrútenla 🙂

 

Mi Niña Veneno en el Jardín de las Baladas del Recuerdo – Tilsa Otta (Album del Universo Bakterial.2004)

mi niññaaaaaaaaaaaa

Visto desde una perspectiva reciente, el primer libro de Tilsa Otta publicado hace 14 años, es el primer eslabón de una generación que recién empieza a tener presencia masivamente. En su momento visto como una propuesta rara (recordemos, 2004, un año en lo que el neo-barroco peruano empezaba a poblar las librerías) que ni se ubicaba en un sector de la poesía sobre-pensada o hermética, pero tampoco  dentro de los autores que optaban por un coloquialismo arquitectónico. Mi Niña Veneno…  era a su modo, insular. Escrito desde un personaje sumamente lúdico, con trazos enternecedoramente irónicos, rayando el cinismo con una simpleza adornada por referentes pop y la agilidad de las canciones indie de los 90s. Y de hecho, en su momento, no fue para nada un libro que pasó desapercibido. No sería exagerado decir que este libro fue el último best-seller de la poesía peruana, poseyendo dos ediciones publicadas en un periodo menor a un año. Luego Tilsa Otta ha continuado su presencia tanto en la literatura como en el cine (ha publicado otros dos poemarios y un cuentario) dirigiendo cortos de su autoría e inclusive actuando como un personaje de la película de culto de Daniel Molero, Videofilia.

Puedes leer algunos poemas de ese libro aquí. 

Un sol que en Invierno– César Bedón (Borrador Editores. 2008)

un sol que en invierno

Este libro, ignorado largamente luego de su publicación en 2008, no pudo ser tomado en serio por prácticamente ningún crítico y solo obtuvo una nota bastante escueta en el blog de Javier Agreda. El caso es que Un Sol que en Invierno fue un libro a su manera experimental, híbrido y poco convencional, siendo más que un poemario un cruce entre un diario personal y un álbum de recortes. Su temática es la de un tour de forcé  de una adolescencia que se convierte en adultez bajo la presión del mundo. Pero Bedón no acude a ese desafío con la melancolía de los nuevos adultos, sino hace su entrada desde un personaje que se dirige hacia una nueva responsabilidad y una posible plenitud. El libro está acompañado de símbolos persistentes que dan forma a la trama, recortes que siguen la noticia de una joven de dos cabezas, correos electrónicos que repiten sobre el paradero de tal personaje, etcétera. No es un libro perfecto ni está elaborado en completa proporción, y de hecho posee varios pasajes que podrían haberse afinado mejor con una madurez técnica. En cualquier caso, la aventura de Bedón en este libro es muy significativa para el tono de lo que se escribirá luego.

Puedes leer este libro completo aquí.

Cuentos Tristes que las chicas esperan antes de salir a bailar– Ana Carolina Quiñonez Salpiettro (Estruendomudo. 2010)

quiñonez

El tercer libro en esta lista corresponde a una autora que si bien no tuvo la suerte best-seller de Otta, sí tuvo la suerte de no pasar desapercibida en un medio que frecuentemente ignora a la mayoría de poemarios interesantes y “fuera de lo común” que aparecen de pronto. Cuentos Tristes… si bien puede tener varios puntos en común con el trabajo de Otta, se distingue por poseer una sensibilidad mucho menos irónica, apegada a ese fondo ético que distingue las películas indie de los años 2000s o a bandas como Arcade Fire o Cat Power, el de la “nueva sinceridad”. Todo lo dicho encapsulado en poemas cortos, en un libro de una lectura bastante rápida pero no por ello, menos interesante o impactante. En su momento este libro fue premiado en los Juegos Florales de la Universidad de Lima. Un par de años más tarde Quiñonez Salpiettro publicaría un libro gemelo de este, Vacaciones de Invierno, que ganaría el Premio Luces de Poesía en 2012. Desde ese entonces han pasado seis largos años en los que aun esperamos por el siguiente libro de esta poeta. Ojalá oigamos de ella pronto.

Puedes leer aquí una nota y algunos poemas de este libro.

Lurigancho– Fernando Pomareda (2010. Estruendomudo)

port_lurigancho

El tiempo tendrá que hacerle justicia al primer libro de Fernando Pomareda, una potente serie de estampas sobre lo que es la infancia en Lurigancho. Compuesto por pedazos de prosas (que también podrían ser tomadas como entradas de diarios) se mueven entre lo que es la ternura e inocencia de la infancia, y la entrada de la violencia propia de una gran ciudad como lo es Lima. La fuerza de sus imágenes, lo trabajadas pero al mismo tiempo íntimas que resultan estos textos tal vez lo emparentan con autores más recientes como Cortés Montufar, aunque optando por privilegiar una voz más concisa y menos dispersa que la de este último. En 2015 Pomareda volvería de nuevo con su segunda entrega, el letánico La Máquina de Matar Fascistas, también en Estruendomudo, que obtendría una visibilidad mayor. Para nuestro staff fue el mejor libro de ese año, aunque si somos sinceros le guardamos especial cariño a Lurigancho.

Puedes leer aquí algunos extractos de este libro.

Donde Aman los Monstruos– Urpi Orihuela (2011. Gran Iglesia Conejil)

donde aman

Mientras tanto en Arequipa una escena efervecía a inicios de la década. Animada por un lado por el colectivo Dragostea, el efímero Colectivo Sabotaje y la presencia de algunos poetas y novelistas que animaron la movida con libros bastante raros y juguetones. Es desde ese lugar que aparece Urpi Orihuela, quien publica primero Sostiene un vínculo con su cabello (2010. El Pasto Verde) y al año siguiente el genial Donde Aman los Monstruos. Un libro que va un paso más allá de la “falta de seriedad” de Otta y Quiñonez Salpiettro, introduciendo en sus poemas dibujos que recuerdan a lo que serían unos trazos lo-fi en una versión de El Principito que Exúpery hubiese escrito luego de pasar horas frente a internet. Donde Aman los Monstruos posee una organicidad bastante pensada y puede leerse también como el diario de una huida, una versión personal y alocada de un viaje sentimental  lleno de escombros por los cuales al final se asoma un sobreviviente, que no es más que una nueva forma de ese antiguo monstruo.

Puedes leer aquí el libro completo.

Me da Pena que la Gente Crezca– Julio Barco (2012. Arteidea)

me da penaaa

Tal vez ahora ya no le suene a nadie, pero allá por el inicio de la década, a la par de la existencia de revistas como Mutantres en San Marcos, o el Colectivo TXT en PUCP; la Universidad Villarreal era habitada por Tajo. Y a pesar que en su momento existieron enfrentamientos mayoritariamente virtuales entre Mutantres y Tajo, también es cierto que ambos guardaban profundas coincidencias, y probablemente hubiesen hecho mejor a su momento de haber trabajado en conjunto. Me da Pena que la Gente Crezca es prueba de esa similitud. Escrito a modo de un homenaje a un poeta inexistente (y suicida) es un viaje a través de micros, canciones de radio y cabinas de internet (en ese tiempo aún bajo el imaginario del extinto Messenger) Si bien no es un libro que dé todo de sí dentro de la propuesta que se pone sobre el hombro, es un libro interesante para leer y conocer lo que significó Tajo. Esperamos indagar pronto en sus nuevos proyectos junto a los de su compañero de colectivo, Antonio Chumbile.

Puedes leer el libro completo aquí.

El Egófago– Willni Dávalos (2013. Dragostea)

el egofagooooo

Un poeta poco conocido en Lima pero que representa ese cruce entre una poética pop, ágil, probablemente “alt lit” de inicios de la década con la propuesta de los autores concentrados en el círculo de los festivales Tea Party, e influenciado por las publicaciones de Cinosargo  y las movidas del desaparecido (y visceral) colectivo tacneño Letrasértica. El resultado es El Egófago de Willni Dávalos, un libro de poemas de sucios, rockeros que por momentos también pueden antojarse horazerianos y desbordantes. El Egófago es el mejor momento de ese recorrido para Dávalos.

Puedes leer aquí un poema de este libro.

Tíkray– Jorge Vargas Prado (2013. Dragostea)

t'ikray tapa juan

Tikray, el experimento de Jorge Vargas Prado es el culmen de lo que fueron las actividades de Dragostea hace siete años, esa hibridación tanto técnica como estética entre lo pop y lo andino que tiene su momento culminante en Tikray, un libro sumamente raro y desbordante. Compuesto por prosas, anotaciones sobre conciertos folklóricos, poemas en forma de exámenes escolares a la vez de láminas con versos o reinterpretaciones de estos; Tikray constituyó un artefacto bilingüe a la par de un intento de continuidad a esa tradición inaugurada por El Pez de Oro de Churata. Lo cual puede sonar exagerado puesto que hay varios pasajes de Tikray que están de más o pecan en su juego de voluptuosidad. El caso es que este acabaría siendo el último libro de la etapa Dragostea de  Vargas Prado, y una especie de testamento de una fiesta registrada en sus páginas. Luego el autor ha publicado algunos libros de forma virtual del cual destaca el cover a César Moro en Pachacuti Love.

Puedes leer este libro completo aquí.

Los Tiempos Jurásicos– Kevin Castro (2013. C.A.C.A Editores)

los tiempos

He aquí un hito. La publicación de Los Tiempos Jurásicos, que no pudo trascender su status de libro de culto leído solamente por un grupo restringido de lectores de poesía; fue un evento ignorado en Lima, al mismo tiempo que celebrado en su momento dentro de la movida Alt Lit, y específicamente por la poeta española Luna Miguel. El primer libro de Castro significa la solidificación del sujeto-pop post-internet como un personaje viable para los nuevos poetas que empezarán a experimentar en las posibilidades de este nuevo habitante de las letras peruanas. Porque es cierto que varios de los rasgos de este proto-personaje ya se encuentran en los libros de Otta y Quiñonez, (y también es cierto que Los Tiempos Jurásicos no es un libro exactamente redondo y es en varios de sus poemas pobre y pudo haber sido mucho mejor afinado) pero es Castro quien pone la piedra divisoria entre una camada de autores que revisaba la propia tradición como necesaria y otra que se lanzará a revisar pdfs de toneladas de países y tendrá una fijación importantísima por la Alt Lit. Sin Los Tiempos Jurásicos, sin el puente subterráneo que es finalmente (un Charlie Melnik para esta generación) difícilmente podríamos pensar que los trabajos de autores como Valeria Román, Roberto Valdivia o J Estiven Medina Ortiz serían los que conocemos.

Puedes leer este libro completo aquí.

Ocixot- Jorge Castillo (2014. C.A.C.A Editores)

10351673_647039618746333_1951958046967683574_n

Jorge Castillo es más conocido por ser el editor principal de la Revista Mutantres, que desde 2011 es responsable de publicar por primera vez (o presentar al público de lectores de poesía peruana) a autores como Valeria RománWillni Dávalos,  David Meza o Yaxkin Melchy. El punto es que Castillo también ha sido un muy buen escritor injustamente ignorado. Ocixot_ Crónicas Contaminadas, podría considerarse un libro de autoficción publicado un año antes del boom de los Cisneros, Yrigoyen y compañía. Mucho más ágil y violento que la de estos autores más promocionados, Ocixot es una serie de relatos y diálogos sueltos sobre la aventura de su personaje, relacionado con el Jorge Castillo real, y su estancia en Huánuco como periodista. Castillo dibuja la silueta de una ciudad plagada de corrupción e irresponsabilidad, lo que convierte al libro en un reporte de desastres inesperadamente surrealista. Con un final bastante kafkiano, es un libro bastante entretenido de leer.

Puedes leer fragmentos de este libro aquí.

Salinger- Roberto Valdivia (2015)

salinger

El segundo “libro” de Roberto Valdivia luego del ligeramente visible [MP3]. fue un experimento virtual de poemas escritos desde ese personaje post-internet  que aterrizó en 2013. Estos poemas eran presentados en un tumblr desde el cual se conectaban a través de hipervínculos. En palabras de Kevin Castro “Es esta la manera en la que la poesía despliega sus brazos más allá de los poemas que hay en Salinger. Pero es esto también lo que hace de la poesía de Salinger dialogue directamente con el lector, de tú a tú, mostrándote por aquí la foto de Kurt Cobain con la cabeza hecha trizas y por allá a Moe Syzlack en YouTube. (…) el camino que ha elegido Roberto nos permite llenarnos de una emoción muy parecida a la que se tiene cuando acabas de presionar el botón de bloqueo de pantalla del celular y de pronto lo desbloqueas para abrir Facebook o Twitter y comprobar que nada realmente está ocurriendo. Quiero decir, que la lectura de Salinger es la lectura a modo de cotilleo, a modo de estoy conectándome a WhatsApp aunque evidentemente no hay ninguna notificación y nadie me ha escrito nada, aunque debo decir que en Salinger sí hay algo, hay mucho en realidad. Pero, ¿qué es eso?”

Puedes leer este “libro” completo aquí.

Norcorea– Kevin Castro (Neutrinos. 2016)

norcorea kevinnn

Norcorea significa la evolución natural de los hallazgos de Castro en Los Tiempos Jurásicos, así como un rescate a la influencia plenamente cibernética y post-posmoderna de ese genial libro del cual ahora poco se habla  llamado Bombardero y publicado por César Gutierrez en 2008. Norcorea es un libro que perfecciona técnicamente el sonido pop del autor, al mismo tiempo que lo hace conocer un terreno más gráfico y consistente. Es así como en Norcorea hay poemas que logran convivir con fotografías entre sus versos que no restan en absoluto al resultado final sino se amalgaman perfectamente. En Norcorea, Castro se da el lujo de escribir poemas “viaje” como Pachácamac o Guía de Viajes, al mismo tiempo de escribir textos melancólicos y sentimentales como el poema Norcorea o Mi Vida ya no es lo de antes,  (a la par también de textos experimentales como Voy a hacer la película más jodida…, un seudo-cuento a mitad del libro) todo entre una multitud de bandas, autores, libros y referencias al Universo que el autor ama y homenajea dentro de Norcorea (hacen su presencia dos sendas menciones al mexicano Meza y al argentino Cucurto) Un libro que es definitivamente un momento culminante, al menos, para los autores del círculo del desaparecido colectivo virtual Los Perros Románticos y si se quiere considerar, de la alt lit.

Puedes leer poemas de este libro aquí.

Feelback- Valeria Román Marroquín (Sub25. 2016)

feeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeelback romon

Feelback, el primer libro que Valeria Román publicó en 2016 es uno que poco a poco ha ido ganando visibilidad (gracias también a la victoria de su autora en la más reciente edición del Premio Watanabe) Es bastante probable que el público que este libro va recolectando desde su publicación lo ubique como un libro “de culto” (una especie de Loveless sentimentalito), si no es, claro, que Román dé el gran salto y en el futuro publique un libro que acapare una audiencia mayor (lo cual no es descabellado de pensar, es nuevamente, bastante probable). Lo cual no significa que Feelback sea un paso diminuto para su trayectoria, porque no lo es. Feelback es el momento en que la influencia alt lit se da la mano con los referentes locales que la autora utiliza para crear una poética sumamente rítmica, pop y  pegajosa; llena de versos memorables que podrían ser portados en sloganes o en pines por una generación que se pueda ver retratada por ellos. Los poemas de amor de este breve libro captan la melancolía precoz de los nuevos adolescentes adictos a los memes dank y al indie vaporwave que suena en las páginas de este libro. Este año se publicará Matrioska, su poemario ganador del Premio Watanabe.

Puedes leer algunos fragmentos de Feelback aquí.

Los días que fui Bob Harris– Jonathan Segura (Aletheya. 2017)

los dias que fui bob harris

Luego de varios libros publicados, el arequipeño Segura utiliza la figura del melancólico personaje de Lost in Translation para escribir precisamente, un libro de amor que habla desde ese sentimiento de aislamiento virtual que vaticinaba Coppola en esa película. Desde cierto punto de vista el libro de Segura es una supervivencia de los libros de amor líricos de hace cientos (o miles) de años. Pero el punto es que es posible que Segura hable desde un post-mundo en el cual varias de las reglas que definían ese amor se van desvaneciendo en el aire. La caída de esta noción de amor es dramática pero también es recibida por el autor desde la risa, no una autoindulgente consigo mismo, sino como una sonrisa de alguien que se prepara para enfrentar las desgracias lo mejor posible. Parte de la colección dentro de Aletheya llamada El Pasto Records y dirigida por Augusto Carrasco.

Puedes leer 4 poemas de este libro aquí.

Placlitaxel- Mario Morquencho (Paracaídas. 2017)

morquencho portada

La mayor parte de la trayectoria de Morquencho es espectacular. Desde su segundo libro Un Mar Alcoholizado en 2013, esta no ha parado de expandirse en posibilidades expresivas y alcances técnicos. Escrito al igual que sus anteriores libros, desde un personaje migrante, uno que habita los conos de Lima y está en contacto con la cultura Chicha de la Lima más desordenada y bulliciosa. En este escenario Morquencho relata una historia desgarradora, la de los pacientes de cáncer en el hospital Neoplásicas. El resultado es uno de los libros más hermosos de la poesía peruana de las últimas décadas, que es la escalera final del aprendizaje técnico de Morquencho. Lleno de poemas de antología como el del pequeño niño viéndose como un astronauta, es uno de esos libros que realmente puede llevarte hasta las lágrimas (y que raro es encontrar algo así a estas alturas del siglo XXI) Nominado recientemente al Premio Luces, un libro de la calidad de este en realidad tiene mucho menos público del que se merece. Otros trabajo interesante y que sirve como bisagra entre Un Mar Alcoholizado y su último libro es la plaqueta Sarita Calavera, publicada en 2016.

Puedes leer algunos poemas de este libro aquí.

Hablemos de mí mientras las hormigas devoran el sol (Parte II)- J Estiven Medina Ortiz (Sub25. 2017)

hablemozzzzzzzz

J Estiven Medina Ortiz es un andahuaylino que desde hace siete años publica compulsivamente en Internet sus poemarios (en pdf) sus discos (grabados en su celular) y sus dibujos (hechos en su mayoría en paint. Es decir, es una persona absolutamente fiel al hazlo tú mismo del punk de los años 70s. Y si bien esto a veces lo mantiene disperso y hace que algunos de sus trabajos sean poco consistentes, su libro de 2017, Hablemos de mí mientras las hormigas devoran el sol, es una exploración bastante personal dentro de ese sentimentalito pop de Castro o Román. Lleno de versos que nos recuerdan mucho a la ternura encapsulada de Daniel Johnston, Hablemos de mí es un libro en el cual reflexiona sobre la juventud desde un ángulo en que esta es real. La juventud en Estiven es la de un adolescente saltando desde la azotea de un edifico y que efectivamente se rompe los huesos al chocar el suelo. Sumamente optimista a pesar de su ironía y sus relatos de desgracia juvenil, es uno de los poetas de mayor proyección de esta lista.

Puedes leer poemas de este libro aquí.

Starfuckers- Jorge Castillo (PBC Editores. 2017)

18342600_1267031853413770_904609505474432317_n

Como parte de su proyecto editorial en Ica (PBC Editores) Castillo autoedita su primer poemario, Starfuckers, que resulta un libro bastante sorprendente. Castillo hace suyo el lema de su revista y escribe poemas híbridos y desbordantes, textos en una prosa que avanza con el sonido fuerte y acompasado de una banda de electrónica industrial. Desde ese sonido Castillo escribe sobre la destrucción de un mundo, el sufrimiento que acompaña el nacimiento de una post-humanidad, irreconocible de los seres que existieron detrás de ella y la despiden. En su camino hay poemas melancólicos y largos pero también poemas auto paródicos y rítmicamente divertidos (como lo es el irónico homenaje a Keneth Goldsmith en la sección final) Nuevamente Starfuckers es un libro que ha pasado injustamente desapercibido pero que al menos deberíamos echarle un ojo luego de leer esto.

Apurímac. Radio Poder- Álvaro Cortés Montufar (La Chimba. 2017)

radio poder

En un año en que se publicaron libros y plaquetas en un estilo pop-andino parece que con este libro se estableciera una nueva onda entre los poetas jóvenes, muy parecida a la de los autores pop como Román o Castro, pero añadiendo a su visión pop la voz de un personaje que se auto-reconoce como Andino y señala a lo pop desde su hibridación cultural. Como anota Johan Cano Valencia “Al igual que ellos, trata de mostrar una mirada reflexiva sobre nuestro país, pero lo hace desde la actualidad, pues aborda temas de gran vigencia como la migración, el mestizaje cultural, el impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad, y la construcción de la identidad. Todo enfocado desde una óptica simple, pero bastante bella: la cotidianeidad. Montufar deja de lado los análisis y las teorías centradas en la historia y en los estudios sociales y se centra en el presente, en la actividad diaria de las personas de “a pie” Apurímac Radio Poder puede significar un hito en el futuro en lo que podría ser una avalancha de publicaciones en este sentimentalito Kechua, tan interesante y contrario a lo que los estudios sobre lo andino quieren que pensemos como “lo andino”

Puedes leer poemas de este libro aquí.